Pon tu coche a punto este verano

Pon a punto tu coche para el verano en un taller mecánico

Una visita al taller mecánico antes de viajar es clave para garantizar tu bienestar y la de tu vehículo

Los coches no son tan diferentes a los humanos. Al menos, en lo que a cuidados se refiere. Para que los años no les pasen factura y se mantengan igual de jóvenes que el primer día, deben vigilar su salud, su estado físico y visitar de forma periódica el taller mecánico.Y, de la misma forma que nosotros debemos extremar las precauciones en los periodos de mayor actividad física y mental o en aquellos en las temperaturas extremas puede debilitarnos, los automóviles deben hacer lo mismo. Ni más ni menos. Primero, para garantizar su correcto funcionamiento. Segundo, para asegurarnos que no nos deje tirados en el peor momento.

Y ¿cómo se traduce esto en la práctica? Muy sencillo. Mantener el vehículo en perfecto estado durante todo el año y revisarlo de forma exhaustiva antes del verano, que es, a fin de cuentas, el periodo en el que solemos utilizar más el coche y, también, hacer los trayectos más largos.

En Garatge Aluart, como especialistas en revisión y reparación de automóviles de diferentes marcas, os indicamos aquellos elementos en los que debéis poner especial atención para garantizar  viajes seguros, felices y frescos en vacaciones.

  • Neumáticos. El asfalto se resiente con las altas temperatura del verano y, con él, los neumáticos de tu coche. No sólo disminuye su presión antes, sino que tienden a desgastarse con mayor facilidad. Así que, si su dibujo pierde profundidad o se agrietan, no lo dudes: hay que llevarlos al taller mecánico y cambiarlos.

Un indicador de que el aire acondicionado no funciona bien es que temperatura del coche tare en bajar

  • Ventilación y aire acondicionado. ¿Os imagináis viajar de Girona a Andalucía en pleno mes de agosto y sin aire acondicionado? Terrible, ¿no? Pues esto es lo que puede pasar si no tenéis la precaución de comprobar el estado del aire acondicionado de vuestro vehículo antes de partir. Lo conveniente es hacer una visita al taller mecánico antes del verano y que allí revisen los elementos de que está compuesto: desde los filtros de habitáculo hasta la botella deshidratante, la válvula de expansión, el evaporador, el compresor y el condensador. De todos ellos depende el buen funcionamiento su aire acondicionado, que se filtre el aire y las impurezas, que el gas se convierta en frío o que no haya humedad en el interior del vehículo, entre otras cosas. Síntomas como que la temperatura de vuestro coche no baja rápidamente cuando ponéis en marcha el aire acondicionado o que éste desprenda un olor extraño nos dicen que no funciona bien y que es necesario revisarlo.
  • Nivel de líquidos del automóvil. Además del nivel de líquido del refrigerador es necesario revisar –como es normal- el del resto del vehículo: aceite, líquido de los frenos, de la dirección asistida o del limpiaparabrisas.
  • Radiador. De la misma forma que hay que comprobar el estado de los neumáticos y del aire acondicionado, es necesario revisar el radiador. Debemos tener en cuenta que, con la primavera, aumenta el polen y, con ella, las posibilidades de que el radiador se obstruya e impida la circulación de aire al motor. Si así pasa, es preciso cambiar el filtro en el taller mecánico.

Aunque sea verano es necesario revisar las escobillas del limpiaparabrisas

  • Limpiaparabrisas. Otros de los elementos a revisar en el taller mecánico antes de cualquier salida a carretera, aunque sea verano y las lluvias queden lejos. No podemos olvidar que uno de los peores enemigos de las escobillas son los cambios bruscos de temperatura: se resecan, se agrietan y pierden su función de asegurar nuestra visibilidad durante la conducción. Mosquitos, polvo y hojas no entienden de estaciones y pueden causarnos más de una molestia.

0 comentarios

Deja tu comentario

Campos obligatorios *