Cuándo llevar el coche al taller mecánico y cambiar el aceite

El lubricante y el filtro de aceite se deben sustituir como mínimo una vez al año

CANVI-OLI (1)

Con los talleres de coches pasa como con el médico, que uno acude cuando nota que algo no va bien, que algo no marcha. Son pocos los que se deciden acudir a un especialista ante los primeros síntomas de que su vehículo no responde como debiera. Y menos aún los que tienen la precaución de hacer le a su vehículo de forma periódica. Pasa cuando hablamos de los neumáticos, cuando hablamos de los frenos y, claro está, también cuando  hablamos del aceite y el filtro del automóvil. Hasta que no escuchan un ruido extraño que sale del motor o un consumo excesivo de lubricante, no se deciden a dar el paso y llevar el coche al taller. Error. Porque, entonces, suele ser demasiado tarde. Si algo nos indica este tipo de señales es que el coche se está resintiendo por una mala praxis en el cambio de aceite y muy probablemente sea necesario invertir una cantidad de dinero que, con algo de precaución, nos hubiésemos podido ahorra. Hay que tener en cuenta que el aceite protege al motor del coche de la polución, de la corrosión, del sobrecalentamiento o del desgaste durante el arranque frío y el filtro nos ayuda a eliminar las impurezas que el propio aceite genera durante la combustión o que provienen del rozamiento de los componentes internos del vehículo.  No cambiar el lubricante de nuestro coche o esperar a que el filtro de aceite esté roto para renovarlo, puede ocasionar daños en el motor y en otros mecanismos del automóvil.

.

El lubricante y el filtro de aceite protegen el motor del coche

Para evitar gastos extras, no hay nada mejor que tomar nota de estos consejos y, ante cualquier duda, acudir al taller de coches para que revisen el nivel de lubricante del coche y el estado del filtro de aceite y lo repongan si fuese necesario.

  • Recomendaciones del fabricante. Cada automóvil tiene un periodo máximo de sustitución del lubricante y éste viene dado por los kilómetros recorridos. Los hay que pueden aguantar hasta los 9.000 kilómetros, los que no precisan de cambio hasta los 12.000  y los que pueden ser substituidos tras haber realizado 20.000 o 30.000 kilómetros. En cualquier caso, es necesario revisar el manual de instrucciones que acompaña al vehículo y seguir atentamente sus recomendaciones respecto al intervalo en que debemos cambiar el aceite como del lubricante a utilizar.
  • Fecha del último cambio de aceite. Que no hayas alcanzado el kilometraje marcado por el fabricante de tu automóvil no significa que no debas cambiar el aceite y el filtro de tu coche. Incluso si éste permanece estacionado y sin utilizar por largos periodos de tiempo, debes proceder a su renovación como mínimo una vez al año. Para acordarnos de la fecha del último cambio, no viene mal apuntarla.
  • Atento a las señales. El aceite del coche, como el que se utiliza para cocinar, es de color miel. Si éste se oscurece, precisa de un cambio. También, es necesario reponerlo cuando el nivel de aceite es menor al recomendado o cuando el tablero interior de nuestro coche nos avisa de que la cantidad de lubricante es inferior a la idónea.
  • Nunca mezclar aceites. Cada vez que cambiemos el aceite del coche, deberemos extraer los restos del lubricante antiguo y aprovechar el proceso para sustituir el filtro.

 

0 comentarios

Deja tu comentario

Campos obligatorios *