Seguridad dentro del coche

Parents securing baby in the car seat in their car

Para reducir al máximo posible los daños cuando sufrimos un accidente en la carretera, cuando éste es inevitable, debemos tener en cuenta algunos elementos. Éstos se pueden dividir entre pasivos y activos. Cuando hablamos de seguridad activa nos referimos a elementos como el sistema de frenado, la dirección, la suspensión, los neumáticos, la iluminación y el sistema de control de estabilidad. Todo ello se controla en las revisiones periódicas que nos hace el taller mecánico habitualmente. Cuando los sistemas del coche están en buen estado, disminuye considerablemente el riesgo de accidente.

Cuando hablamos de seguridad pasiva nos referimos a los cinturones de seguridad, airbags, chasis, carrocería, cristales y reposacabezas.

Los cinturones de seguridad evitan que la persona salga bruscamente en caso de colisión debido a su sistema de bloqueo; los airbags impiden que los ocupantes sufran golpes directos frontales o laterales; el chasis y carrocería son lo que reciben el impacto en caso de choque frontal y evitan que el motor entre en el coche; los cristales están preparados para que no suelten astillas en cas de romperse; y el reposacabezas protege en caso de latigazo cervical.

Todo el conjunto de estos elementos ayudan a estar más seguros al conductor y a los demás pasajeros. En caso de poder evitar el accidente, los daños se pueden reducir si todo está al día.

Cuando viajamos con menores la seguridad dentro del vehículo aumenta. Los más pequeños son los más vulnerables en caso de accidente de coche, por eso hay que utilizar un sistema de seguridad adecuados a ellos.

Seguridad infantil dentro del vehículo

Con el tiempo la normativa para proteger a los pequeños y menores ha ido cambiando y han surgido sistemas de seguridad más eficaces. Hasta los 12 años aproximadamente su cuerpo es muy distinto al de un adulto y su cabeza es muy delicada, sobretodo en el caso de bebés y recién nacidos. Ellos necesitan un sistema de seguridad especial y es importante que estén bien sujetos con los cinturones y sillitas adecuados.

Es obligatorio sistemas de retención especiales, que estén homologados, si los niños y niñas que viajan no superan los 1,35 metros de altura. No hacerlo así supondría una multa de unos 200 euros y la pérdida de 3 puntos del carné. La Fiscalía de Menores del Estado anunció en su momento que podría suspender la tutela de los padres o adoptar medidas protectoras para un menor en caso de que los padres conductores fueran sancionados hasta tres veces. Es decir, se trata de una tema de importancia como para proteger a los menores cuando viajamos en coche.

En el siguiente artículo hablaremos de la normativa vigente y veremos los distintos sistemas de seguridad para los menores según su peso.

Garagte Aluart, cuidando de tu coche y de tu seguridad des de 1968.

0 comentarios

Deja tu comentario

Campos obligatorios *