REVISE SU COCHE ANTES DE SALIR DE VACACIONES

coxe articles 2

En vacaciones muchos sólo piensan en disfrutar del verano: coger el coche e ir a la montaña, a la playa, de camping e incluso a otro país. Sólo pensamos en el bienestar y en relajarnos una vez lleguemos a nuestro destino. Pero, ¿y durante el viaje? ¿No es importante también nuestro bienestar al coger nuestro coche? Garantizar la máxima seguridad y evitar imprevistos es una de las prioridades al coger el coche.

Para poder llegar a nuestro destino de vacaciones en el momento deseado y con las mejores condiciones, resulta imprescindible revisar nuestro coche constantemente, pero de manera esencial es que comprobemos el estado del automóvil algunos días antes de salir de viaje. Así evitaremos situaciones innecesarias e indeseadas.

Aunque la mayoría de los conductores no hacen ningún tipo de revisión a sus coches, hay una gran variedad de trucos sencillos y eficaces para prevenir, por ejemplo, que tengamos un pinchazo en medio de la carretera.

Las ruedas del coche son uno de los componentes que tienen más facilidad de ser dañadas por las bajadas y subidas de temperatura, los caminos de carro, el peso que deben aguantar,… Sin embargo, estos elementos esenciales de los coches son fácilmente revisables, ya que con una simple ojeada podrá comprobar si su vehículo se encuentra en buen estado. Para controlar la presión de sus neumáticos, fíjese en la banda de rodadura. ¡La cifra que le marque tiene que superar el 1,6mm! Tenga en cuenta que si examinó la presión en invierno, la actual no será exactamente la misma a causa del aumento de la temperatura, así que verifíquelo otra vez.

También es relevante revisar las llantas del coche, especialmente si ha recibido algún golpe en ellas, ya que aunque parezcan un elemento de poca importancia en el coche, éstas pueden afectar a todo el funcionamiento del vehículo. Observe atentamente si las llantas del coche presentan alguna deformación y prevenga algún que otro disgusto.

Otro componente esencial para la marcha de nuestro coche es la suspensión, ya que le proporciona equilibrio y seguridad. Si presionamos el capó y de golpe dejamos de hacer fuerza podremos comprobar su estado: si el capó del coche rebota, volviendo a bajar, necesitará pasarse por su mecánico cuanto antes para renovar sus amortiguadores. En realidad es difícil darse cuenta de su mal estado debido a su desgaste gradual, pero hay que tener presente que es conveniente examinarlos cada 20.000km y cambiarlos cada unos 50.000-80.000km.

Los niveles de los distintos líquidos, ya sea de frenos, de aceite o de refrigerante, también se tienen que inspeccionar a menudo. Es importante que esté entre los mínimos y los máximos, pero si el nivel de los frenos está por debajo del mínimo, será necesario que vaya directamente al mecánico para que hagan una limpieza. Si debe poner líquido de refrigerante, ¡hágalo con el motor frío y su coche estacionado en llano!

Un último aspecto del coche que debemos comprobar son las luces. Solemos usar las luces para nuestro propio campo de visión, pero a menudo olvidamos que los otros coches nos tienen que ver sin que queden deslumbrados. Por este motivo, la alineación de los faros y el buen funcionamiento de todas las luces son imprescindibles, así que hay que examinarlas.

Así que ya sabe, si quiere evitar imprevistos estas vacaciones, ¡revise su coche!

En Garatge Aluart le garantizamos una revisión completa de su coche al mejor precio.

0 comentarios

Deja tu comentario

Campos obligatorios *