Tres tipos de portabicicletas para tu coche

 

Tres tipos de portabicicletas para el coche

Llega el buen tiempo y, con él, las escapadas de fin de semana. Muchos aprovechan el sol y las agradables temperaturas del mes de abril para hacer una excursión por el campo. Otros para darse el primer chapuzón de la temporada. Y no son pocos los que encuentran en la primavera en una estupenda excusa para cargar las mountain bikes en el coche y practicar bici de montaña. Pero, para eso, para transportar bicicletas en turismos, es necesario cumplir unas reglas de seguridad mínimas. Lo de meter la mountain bike en el maletero del coche y prescindir de cualquier tipo de sujeción no sirve. Tampoco lo de dejar que las ruedas de este medio de transporte sobresalgan y amarrarlo al vehículo con ayuda de una cuerda. Por suerte. Desde el año 2015, existe una normativa que regula el transporte de bicicletas en vehículos y que, todos, indistintamente de la marca de nuestro automóvil o de la capacidad de nuestro maletero, debemos cumplir. El correcto amarre de la bicicleta dentro del maletero es una de las reglas básicas que contempla esta normativa.  También el uso de portabicicletas en caso de que nuestro vehículo, por tamaño, no permita alojarlas dentro del automóvil. Estos, como era de esperar, deben estar homologados por la UE y deben ir acompañados de una placa de matrícula supletoria y de una señal V-20, en caso de que las bicicletas sobresalgan por detrás.

En Garaje Aluart  os explicamos qué modelos de portabicicletas existen en el mercado para que podáis elegir el que más se adecue a vuestras necesidades y hábitos deportivos. También, os invitamos a que paséis por nuestro taller en caso de que necesitéis que un profesional os ayude a instalarlos. Aunque, por creednos,  no será necesario. Son tan fáciles de montar y de desmontar que no precisan de un profesional para hacerlo.

  • Portabicicletas de techo. Uno de los más comunes y, también, económicos del mercado. Podemos encontrar tres tipos diferentes: el que ancla la bicicleta al coche por el manillar y deja las ruedas hacia arriba;  el que precisa de la extracción de la rueda delantera para su fijación en el portabicicletas y se amarra éste por el cuadro, y el más extendido, el que cuenta con un raíl donde reposa la bicicleta y dispone de unos brazos que la sujetan al vehículo. Una de las principales ventajas de optar por uno de estos portabicicletas no es preciso desmontarlo una vez lleguemos a destino y, en caso de hacerlo, ocupa muy poco espacio. ¿Las desventajas? Subir y bajar las bicicletas a la baca del vehículo requiere de cierto esfuerzo y de tiempo y el número de bicis a transportar es limitado: dependerá del ancho de nuestro coche. No podemos olvidar que la carga no puede sobrepasarlo.
  • Portabicicletas de portón. Está muy extendido en nuestro país, tanto por su precio (es bastante económico) como por su comodidad (subir y bajar las bicis al coche es fácil) y por el número de bicicletas que puede amarrar (hasta cuatro). Como indica su nombre, se fija a la puerta trasera de nuestro vehículo y las bicicletas quedan amarradas a él por medio de ganchos y cintas. ¿El inconveniente? Para abrir el maletero del coche, necesitas descargar las bicis antes. Un problema si hacemos un viaje por carretera y precisamos coger algún enser de dentro.
  • Portabicicletas de gancho de remolque. Este tipo de portabicicletas es uno de los más cómodos que hay en la actualidad. Para instalarlo, solo precisamos de un gancho de remolque donde fijar el portabicicletas. A diferencia de lo que pasa con los de techo, subir y bajar las bicis no supone ningún esfuerzo extra. Tampoco será necesario descargarlas para abrir y cerrar el maletero, ya que están diseñadas de tal forma que permiten hacerlo sin problema. El principal inconveniente de este portabicicletas se encuentra en su precio: de los más caros del mercado.

0 comentarios

Deja tu comentario

Campos obligatorios *