¿El tubo de escape echa humo? Peligro: avería de coche

¿El tubo de escape de tu coche desprende humo? Avería de coche

El color determinará el tipo de avería de coche a la que nos enfrentamos

Lo que en las películas es sinónimo de velocidad; en la vida real lo es de peligro. Y es que, que el tubo de escape desprenda humo o que éste emita un fuerte olor, de bueno, no tiene nada. Más bien lo que nos indica es que estamos delante de una avería de coche. ¿Cuál? Aunque te parezca extraño, dependerá de su color. No es lo mismo que el humo sea negro que sea blanco o que sea azulado.

Lo único claro es que, ante un humo de tonalidad y olor peculiar, deberemos acudir a un taller mecánico para que revisen nuestro vehículo y valoren la avería de coche.

Humo blanco y espeso

Que el tubo de escape eche un poco de humo blanco al ponerse en no tiene por qué preocuparnos. Es normal que esto pase al encender el motor y, más, en invierno y por contraste con la temperatura.

Lo que no es habitual es que éste sea espeso y tarde en dispersarse. Si el hilo de humo es grueso y denso significa que está quemado líquido refrigerante y, por tanto, que podríamos estar delante de un problema en la junta de la culata o en la culata o de una grieta en el bloque del motor.

Si queremos evitar una avería de coche grave –y costosa-, deberemos actuar con rapidez y no posponer la visita al taller. No podemos olvidar que una fuga de líquido refrigerante podría tener como consecuencia, entre otros daños, el sobrecalentamiento del motor.

Humo azul y oloroso

Cuando del tubo de escape sale un humo azulado y de olor tostado debemos preocuparnos. Nos indica que está entrando aceite a la cámara de combustión y, eso, como muchos de vosotros sabréis, es señal de avería de coche.

Los motivos por los que esto pasa pueden ser varios:

El aceite es inadecuado. Cada vehículo precisa un aceite con una densidad concreta. Si utilizas uno que no corresponda a sus necesidades, puede que tanto segmentos como retenes no trabajen bien y provoquen este humo.

El turbo en mal estado. Si este componente está en mal estado, puede provocar que entre aceite en la cámara de combustión y que este hecho tenga como consecuencia la emisión de humo azul.

Los retenes de las guías de válvulas fallan. Cuando estos elementos no cierran por completo, el aceite entra en la cámara y provoca este humo tan característico.

La junta de la culata está en mal estado. Si esto pasa, es posible que el aceite pase a la cámara de combustión y aparezca este humo.

Los segmentos del pistón no funcionan correctamente. Si estos elementos no consiguen un nivel de estanqueidad correcta de los cilindros, el aceite pasa a la cámara de combustión.

Humo negro

¿Del tubo de escape sale humo de color negro? Posiblemente se deba a una mala combustión de gasóleo provocada por un exceso de carburante o por una incorrecta pulverización de los inyectores.

Y… ¿qué puede originar este fallo? Las causas son varias: desde que los tubos de respiración del cárter estén en mal estado hasta que el filtro de aire esté sucio e impida que llegue la cantidad de aire adecuada a los cilindros o que la presión de la gasolina sea muy elevada.

Lo que está claro es que si, el humo del tubo de escape es de este color, deberemos acudir al taller y evitar que la avería de coche sea mayor.


¿El tubo de escape de tu vehículo desprende humo? Contacta con nuestro taller mecánico en Vidreres y te ayudaremos a solucionar la avería de coche

0 comentarios

Deja tu comentario

Campos obligatorios *