Cómo evitar las 6 avarías de coche más frecuentes del invierno

El mantenimiento es clave en la prevención de las averías de coche

Bajan las temperaturas y, muy a nuestro pesar, suben las averías del coche. Y es que, pese a que es en verano cuando más desplazamientos hacemos, es en invierno cuando menos nos preocupamos por su mantenimiento. Esto, unido al frío y a precipitaciones como la lluvia o la nieve, pone en peligro a algunos componentes de nuestro automóvil.

Tanto es así que, según un estudio publicado por el Real Club Automóvil España, durante esta estación se registran un 15% más de averías de coche que en los meses de otoño, primavera o verano.

¿Queréis saber cuáles son las más frecuentes y cómo solucionarlas? Os lo decimos.

 

Batería

La batería es uno de los componentes que más se resienten con la bajada de temperaturas. Sobre todo, si lleva varios años en funcionamiento. Por eso, no es de extrañar que se descargue con la llegada del frío y que cueste recargarla de nuevo.

Si esto pasa, lo mejor es comprar una nueva y revisarla de forma periódica para que no vuelva a dejarnos tirados en carretera. No existe forma de predecir si va a sufrir una avería, pero sí herramientas para comprobar su estado.

 

 

Motor

El frío no sólo hace mella en la batería de nuestro vehículo; también en el motor. Si queremos evitar fallos y futuras averías de coche, deberemos calentar el motor al ralentí antes de ponerlo en marcha.

Sólo así lograremos que los líquidos del coche alcancen la temperatura correcta y evitaremos que visitar el taller antes de la cuenta. Y si además queremos que esté en perfecto estado todo el año, deberemos llevarlo al taller de forma periódica.

Calefacción

La calefacción es otra de las averías de coche más frecuente en esta época. ¿La razón? Después de meses sin utilizarla, es posible que el radiador esté obstruido por culpa de los residuos sólidos que flotan en el circuito del refrigerante

Ante un daño de estas características, la única solución es limpiar el circuito y cargarlo nuevamente.

 

Líquido refrigerante

Refrigerante, líquido de frenos, aceite…. No importa el tipo de líquido ni la estación: revisarlos es necesario siempre. Pero, en época de frío, quizá requiera especial atención el anticongelante. De él depende que refrigere el motor y que pueda responder a temperaturas extremas tanto en verano como en invierno.

Por eso, comprobar que los niveles sean los correctos y que esté en perfecto estado para su uso es clave para evitar posibles averías de coche. Acercarse a un taller de confianza como Garatge Aluart es una buena forma de hacerlo.

 

 

Neumáticos

Con los neumáticos pasa como con los líquidos del vehículo: siempre deben estar perfecto estado. Y más en invierno, cuando la lluvia, el hielo e, incluso, la nieve pueden hacer acto de presencia.

Controlar la presión y cambiarlos al menor signo de desgaste evitará que suframos reventones o accidentes en carretera.

Limpiaparabrisas

Revisar el motor, la presión de los neumáticos o el nivel de los líquidos es necesario para evitar averías de coche y siniestros en invierno. También, el limpiaparabrisas. Y es que éste es uno de los componentes que más se utiliza en esta estación y uno de los que más sufre con el frío.

Si bajan las temperaturas y llega a helar, la goma del limpiaparabrisas puede pegarse al vidrio del vehículo y romperse al intentar despegarlas. De ahí que sea tan importante comprobar su estado de forma periódica y cambiarlos a la menor señal de deterioro.


¿Tu coche se ha averiado? Contacta con nuestro taller mecánico en Vidreres y te ayudaremos a ponerlo a punto

0 comentarios

Deja tu comentario

Campos obligatorios *